71

Se evapora mi sangre
y se extingue el misterio
con el entendimiento,
y mis ojos yo cierro;

y deambula mi mente
entre las paradojas,
entre el capricho humano
y los malentendidos.

Ay, celda de las mieles
do oigo el sexo egoísta
y el tiempo ya perdido,

do bulle la ambición
demacrada y cansina,
y do aspiro maníaco

la soledad mental
y de este macrocosmos
el coro metafísico.

Un comentario en “71”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s