1

Observo el pénsil cósmico, ya onírico,
con ramilletes de ácidos relámpagos
y orgías de algodón; sermón nocturno,
nonata arenga y celestial juguete.

Observo en estas noches anacrónicas
secuencias delusorias de un pasado,
como un vergel de vidas marchitadas,
ya luengo y cano como la calígine.

Y aquesta algarabía astral, estática,
toda fractal, espesa y hundida en ella,
y en mis blancas pupilas estancada;

y aquestos deja vú de matemáticas
en mi amnesia bosquejan negros soles
por aquesta diatriba so azufrada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s