2

Veleidad silenciosa y rojo amargo:
manzana milenaria y venenosa,
del árbol más excelso, vagarosa,
caíste, despertando del letargo.

Prisionera en egregios monasterios
y acuciosa de altivas carcajadas,
de un clúster de repulsas so sagradas
y de ser virgen de altos ministerios.

Zumo de celos, kármica, agrietada,
y a saber, que sus másculos amantes
en artes amatorias son España.

¡Oh!, inexistencia vacua y profanada,
coagulados retiros disonantes,
vacío insatisfecho y agria compaña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s