5

Emerge mi silueta longilínea
de abismos sempiternos y de lágrimas;
suspiro voluptuoso, hijo de eones,
chisporroteas triángulos ilógicos.

¡Oh!, arrechera insaciada, florilegios
de asexuales y de huérfanas lolitas;
me harto de aqueste cáliz los delirios
de grandeza femíneos, poeta.

Y canos mis cabellos se diluyen
en tóxicas humaredas venéreas,
cual si un grano de arena el mar secara;

y siento mis vivencias cinemáticas,
ardiendo en mi interior ya fluorescentes;
callar de laberintos y escorpión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s