6

Camino como ánima bosquejo del sereno
en esta urbe grisácea, en noches cabizbajas,
aspirando unas veces alcohol y tabaco
y otras veces un céfiro de culinaria elísea.

En la humareda viva de las frías tinieblas
la efímera igualdad del jolgorio reposa;
aquestas engalanan al cándido, al novicio,
y esfuman al rudo y a las lacras sociales.

La propaganda vuelta bazofia zigzaguea,
a veces vaporosa y a veces poseída,
cual el cosmos, tumor de espinas palpitantes.

Degusto los perfumes y los virus ocultos,
observo cuando el culto se topa con el cafre
o el rose de la moda con ácidos nirvanas.

Cuando el clúster urbano ya tardo se diseca
en solitarias calles se va diseminando
toda engarabañada mi sombra por la luna.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s