Archivo de la categoría: Poesía

72

En un tétrico sueño te vislumbro,
culmen de una divina vanagloria,
descendiendo noctámbula en el mundo,
lo cual es un residuo del sistema.

En un tétrico sueño te contemplo
por tus principios toda desahuciada
y te curas con íntimas sonrisas
creyéndote así la ama de la hipnosis.

Y luego, mientras te hundes, pataleas
sobre la urbanidad y el galanteo…
incolora, cohibida y derrotada,

y como cruentos canes del averno
zurces en tu malsano corazón
cuantos besos y juetes fantasmales.

71

Se evapora mi sangre
y se extingue el misterio
con el entendimiento,
y mis ojos yo cierro;

y deambula mi mente
entre las paradojas,
entre el capricho humano
y los malentendidos.

Ay, celda de las mieles
do oigo el sexo egoísta
y el tiempo ya perdido,

do bulle la ambición
demacrada y cansina,
y do aspiro maníaco

la soledad mental
y de este macrocosmos
el coro metafísico.

70

Oh, reino de las sombras
do la razón somete
cual barco a la deriva,
nudo que crece y crece;

donde suerben los ánimos
la impotencia tranquila
y él ímpetu sofista,
do la emoción se abstrae.

Oh, reino de las sombras,
reino de los felinos
y del suero político,

reino del sexo ausente,
reino de los políglotas
y de las sanguijuelas.

Nota

La VI temporada dará inició el 1 de enero de 2020, y pues, en relación con la temporada que acaba de finalizar puedo decir que he comenzado la sección de relatos, estos relatos pertenecen a diversos géneros, los cuales son terror, ciencia ficción, erótico y filosófico; la sección de filosofía en la que se encuentran textos que no pertenecen al género narrativo no tuvo tráfico en esta temporada, mas sin embargo, se pueden encontrar en este sección algunos relatos en los que el dialogo de carácter filosófico es la regla. En relación con la sección de poesía puedo decir que tuvo pocas publicaciones en esta temporada y también puedo decir que he estado corrigiendo y modificando los poemas ya publicados en el blog y cambiando las fotos que los acompañan; la página de la cual descargo las fotos que acompañan los poemas es https://unsplash.com, por si a alguien le interesa. En relación con la sección de música clásica puedo decir que he añadido satisfactoriamente el violín, el cual acompaña las obras para para piano, mas sin embargo pienso re editar estas obras tanto en su parte teórica como en la parte de la masterización; por otro lado, en la nota pasada exprese que abarcaría otros géneros musicales, pero esto no fue posible debido a problemas con el software y la masterización, y esto en relación con el número de instrumentos, además, en el caso de que estas publicaciones tengan lugar en la próxima temporada quiero expresar que es posible que estas composiciones luego deban someterse a nuevas actualizaciones y que los géneros musicales que tengo en mente por el momento son el metal y el dark wave. Y no siendo más, gracias a las personas que siguen el blog, y si hay alguien interesado en difundir o ser parte activa de algunas de las materias que conciernen a este blog, por favor, no dudar en escribirme.

Estos son los enlaces a mis redes sociales para quien quiera seguirme:

https://www.instagram.com/jlaranda_1989/

https://twitter.com/jl_aranda1989

https://www.facebook.com/john.aranda.98284

 

Feliz año.

69

El amor que te ofrendan
me exacerba y agiganta
y mi crueldad deflagra
con tu prosopopeya.

Soy el enemigo acérrimo
de tu yo verdadero;
brusco en tu introspección,
dialéctico en tus sombras.

De tu caos soy el orden,
del holocausto el falo.
¡Ay!, suicida inmortal:

filósofo reposo
en el niño interior
del supremo maestro

y ardo protuberante
en el demonio oculto
del maestro supremo.

68

En una noche ciega en la que el firmamento
hecho un ardiente abismo de violáceas sangres,
sonámbulo, errabundo, yo me deslizo flámeo
en el bosque esotérico de mi oscuro intelecto.

En un bosque rugiente, osario de pilares
que son la encarnación de todas mis pasiones,
recorro el vericueto de mis dulces recuerdos,
cuajados, madurados, como poción de olvido,

y mis sofismas íntimos, mártires y verdugos,
como una procesión de escuincles autoengaños
se alargan y deforman como obsoletas sombras

y aquellas percepciones que tengo de este mundo
colman mi entendimiento y dejan de existir;
¡Oh!, leñador noctívago de ausencias metamórficas.

67

Me lacta tu libídine
y me reinvento con las befas cáusticas,
e incluso la anilina de mis penas rebajo
con la miseria ajena.

Y como luz que emerge de las sombras
con la intimidación me fortalezco
y abro estigmas en tu alma volviéndote un tabú,
estigmas donde mora mi autoestima.

Y mi flema te aplaca
y por la gracia de esta flema muda,
el valor de las cosas yo succiono

y el valor de las cosas que es homólogo al tiempo,
es decir, una abstracta conjetura,
con cada pestañeo se va transfigurando.